La escasez de conductores de autobuses escolares es un problema en los EE.UU

Los distritos escolares de los EE. UU. están luchando con una grave escasez de conductores de autobuses exacerbada por la pandemia de COVID-19

Una encuesta de la Asociación Nacional de Transporte Escolar informa que más del 80 % de los distritos escolares han modificado el servicio y el 51 % describe su problema de personal como «grave» o «desesperado». Esto llega en un momento en que muchas industrias de bajos salarios están luchando por encontrar y retener trabajadores. La pandemia ha alterado vidas y expectativas y ha provocado que muchos reevalúen qué compensaciones están dispuestos a aceptar por un trabajo. Muchas ocupaciones de servicios han estado entre las de mayor riesgo de exposición al COVID: los trabajadores del transporte son superados solo por los del sector de la alimentación y la agricultura. Las frustraciones relacionadas con la pandemia se manifiestan de múltiples maneras: muchos conductores expresan temor por su propia salud.

Para los distritos escolares, todos estos factores se ven agravados por las restricciones presupuestarias que dependen del proceso político: las escuelas no pueden aumentar fácilmente los salarios para atraer nuevos empleados como, por ejemplo, podría hacerlo un restaurante. Según el New York Times, el problema se extiende también a los maestros suplentes y a los empleados de la cafetería.

Las causas fundamentales del problema son muchas y complejas, incluidas las disputas sobre salarios y condiciones de trabajo que son anteriores a la pandemia.