Jennifer Lawrence confiesa que se drogó para grabar una escena de su última película

La actriz Jennifer Lawrence ha confesado que filmó una escena de su nueva película de Netflix bajo los efectos de las drogas.

La actriz ha hecho esta confesión durante la rueda de prensa de ‘No mirar hacia arriba’, también protagonizada por Leonardo DiCaprio y Meryl Streep, y en la que también estuvo presente el director de la película, Adam McKay.

Fue el propio cineasta quien explicó que Lawrence pidió permiso para fumar un porro de marihuana en una escena con Streep, ya que el personaje también apareció bajo los efectos de esta sustancia. «Yo respondí: claro, puedes hacerlo», explicó McKay.

“Mi personaje se estaba metiendo en la película. Todo el mundo se estaba metiendo conmigo. Todo el mundo se estaba metiendo conmigo. Supongo que porque estaba drogada. Alguien fácil de enfadar ”, ha explicado Lawrence entre risas, quien quiso aclarar que durante ese rodaje aún no estaba embarazada.