Florida intenta evitar ruptura “catastrófica” de estanque

Por: Associated Press

Los equipos de emergencia de Florida trabajan para evitar la ruptura de un gran estanque de aguas residuales en el condado de Manatee, en el área de la Bahía de Tampa. Las autoridades ya están evacuando a los residentes y trabajando para contener una falla y prevenir una “inundación catastrófica”, en palabras del propio gobernador Ron DeSantis.

Los funcionarios del Condado Manatee señalaron que los modelos más recientes muestran que una ruptura de la antigua planta de fosfato de la presa podría verter 1.280 millones de litros de agua en cuestión de minutos, generando una pared de agua de 6,1 metros de altura.

“Lo que estamos examinando en este momento es cómo prevenir y responder, si es necesario, a una situación de inundación verdaderamente catastrófica”, dijo DeSantis en una conferencia de prensa después de sobrevolar la antigua mina de fosfato de Piney Point.

Las autoridades cerraron tramos de la carretera federal 41 y ordenaron la evacuación de 316 viviendas. Algunas familias fueron trasladadas a hoteles locales. Otros se niegan a irse. Argumentan que están en lugares altos. Y eso incluso cuando los avisos de huracanes no suelen salir de sus hogares.

Los agentes del Condado Manatee también comenzaron a evacuar a unos 345 presos de una cárcel local ubicada a aproximadamente 1 milla de distancia del estanque de 31 hectáreas, informó el Tampa Bay Times.

El administrador del condado, Scott Hopes, señaló que los modelos indican que el área podría estar cubierta por entre 30 centímetros y 1,5 metros de agua, y que el segundo piso de la cárcel se encuentra a 3 metros del suelo.

Las autoridades inicialmente anunciaron que trasladarían a los presos y al personal al segundo piso y colocarían sacos de arena en la planta baja, pero el jefe de policía Rick Wells señaló más tarde que trasladar a los presos al segundo piso significaba un riesgo de seguridad.

Los funcionarios del condado señalaron que el agua de pozo no se ha visto afectada y que el lago Manatee no está amenazado. Este cuerpo de agua es la principal fuente de agua potable de la zona.

El Departamento de Protección Ambiental de Florida señaló que el estanque tiene agua salada mezclada con aguas residuales y agua de lluvia. Sus niveles de fósforo y nitrógeno son altos y es ácido, aunque no se espera que sea tóxico, dijo la agencia.

Los cuerpos de emergencia han estado vaciando el agua desde que el estanque presentó una fuga en marzo. El viernes se detectó un siniestro importante y ante ello se incrementaron las medidas de emergencia, se ordenaron las primeras evacuaciones y el sábado se declaró el estado de emergencia. Se movió una parte del muro de contención de la presa, ante lo cual las autoridades llegaron a pensar que podría romperse en cualquier momento.

Hopes, el administrador del condado, dijo el domingo que con los nuevos recursos estatales, los equipos de emergencia casi duplicarán la cantidad de agua que se bombea del estanque y se transfiere a Port Manatee. Actualmente se están extrayendo unos 100.000 litros por minuto, y Hopes dijo que espera que el riesgo de una ruptura disminuya para el martes.