Estados Unidos donará 500 millones de dosis de vacuna Pfizer a nivel mundial

La administración de Biden comprará 500 millones de dosis de vacuna contra el coronavirus de Pfizer para donar al mundo

La administración de Biden está comprando 500 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer para donar al mundo, ya que Estados Unidos aumenta drásticamente sus esfuerzos para ayudar a vacunar a la población mundial, según tres personas familiarizadas con los planes.

Las primeras 200 dosis se distribuirán este año, y los siguientes 300 millones se repartirán en el primer semestre del próximo año. Las dosis serán distribuidas por Covax, la iniciativa respaldada por la Organización Mundial de la Salud para compartir dosis en todo el mundo, y estarán dirigidas a países de ingresos bajos y medianos. Pfizer está vendiendo las dosis a Estados Unidos a un precio “sin fines de lucro”, según personas familiarizadas con el trato.

Está previsto que el presidente Biden anuncie el plan en la reunión del Grupo de los Siete en Gran Bretaña esta semana en medio de crecientes pedidos para que Estados Unidos y otros países ricos desempeñen un papel más importante en el aumento del suministro mundial de la vacuna contra el coronavirus. Se espera que el CEO de Pfizer, Albert Bourla, se una a Biden para hacer el anuncio.

La administración de Biden anunció previamente que compartiría al menos 80 millones de dosis de vacunas con el mundo para fines de junio. La semana pasada, la Casa Blanca detalló los planes sobre cómo asignaría 25 millones de dosis, de las cuales alrededor de 19 millones se compartirían con Covax. Aproximadamente 6 millones de inyecciones se compartirían directamente con los países que experimentan brotes graves de coronavirus, incluida la India.

Se espera que la cuestión de cómo cerrar la brecha de vacunas y poner fin a la pandemia sea un tema central en la cumbre del G-7 esta semana. En el período previo a la reunión de las democracias ricas, la estrategia de intercambio de vacunas de Biden ha estado bajo un intenso escrutinio, tanto en el país como en el extranjero.

Los demócratas del Congreso y algunos defensores de la salud han estado pidiendo que la administración haga más. Al mismo tiempo, la sorprendente decisión de Biden de apoyar una propuesta para renunciar a las protecciones de patentes para las vacunas contra el coronavirus se ha enfrentado a un fuerte rechazo de la Unión Europea.