El témpano de hielo más grande del mundo se ha derretido casi por completo

Un témpano de hielo que alguna vez fue el más grande del mundo se ha derretido casi por completo después de que se separó de la Antártida en 2017

Conocido como A68, el enorme iceberg cubría un área de casi 6.000 kilómetros cuadrados (2.300 millas cuadradas), o una cuarta parte del tamaño de Gales, cuando se desprendió por primera vez de la plataforma de hielo Larson C en el borde de la Península Antártica.

Aunque el témpano de hielo inicialmente permaneció bastante estático, después de aproximadamente un año comenzó a desplazarse hacia el norte, impulsado por fuertes corrientes y vientos hacia el Atlántico Sur, hacia el Territorio Británico de Ultramar de Georgia del Sur.

Muchos icebergs grandes a menudo quedan atrapados en los bajíos locales de la pequeña isla antes de derretirse gradualmente, pero la A68 en cambio fue víctima del agua cálida y las temperaturas más altas del aire en el Atlántico, que partió el iceberg gigante hasta que finalmente se rompió en pequeños fragmentos.

La masa gigante, anteriormente sólida, se encuentra ahora en tantos pequeños fragmentos que el Centro Nacional de Hielo de EE. UU. (USNIC), que nombra y rastrea los icebergs, ha considerado que ya no vale la pena rastrearla.

A68 cayó de la lista de preocupaciones de la organización después de que su última pieza importante, conocida como A68a, se midiera en tres millas náuticas por dos millas náuticas el viernes 16 de abril. Para calificar para la lista, los icebergs necesitan un eje largo de más de 10 millas náuticas (18,5 km) o un área de al menos 20 millas náuticas cuadradas (68,5 km2).

Aunque los icebergs no suelen recibir mucha atención individual, salvo quizás el que hundió el Titanic, el A68 se convirtió en una especie de estrella de las redes sociales gracias a las herramientas de datos espaciales que permitían a los usuarios seguir su progreso a través del océano.

Puede que el iceberg se haya ido, pero gracias al poder de Internet vivirá para siempre en los corazones y las líneas de tiempo de aquellos que comentaron sobre su progreso.

Publicado en unilad.co.uk