El gobernador Ron DeSantis prohíbe a todas las empresas de Florida exigir “pasaportes de vacunación” en una orden ejecutiva

Florida – El gobernador de Florida, Ron DeSantis, emitió el viernes una orden ejecutiva que prohíbe a las empresas exigir a los clientes que muestren pruebas de que han sido vacunados contra el COVID-19 para poder recibir el servicio.

El gobernador republicano había anunciado previamente su intención de emitir una orden que prohíbe los llamados “pasaportes de vacunas”. Su acción también prohibió a cualquier agencia gubernamental en Florida emitir dicha documentación con el propósito de proporcionar prueba de vacunas.

En su orden ejecutiva, DeSantis afirma que “los pasaportes de vacunación reducen la libertad individual y dañarán la privacidad del paciente”.

Con vigencia inmediata, las empresas de Florida tienen prohibido exigir a los clientes que proporcionen documentación que certifique la vacunación COVID-19 para ingresar a una empresa o para recibir servicios.

Pero la orden no excluye a empresas como restaurantes y tiendas minoristas de los protocolos de detección y otras medidas recomendadas por los funcionarios de salud estatales y federales.

A partir de esta semana, más de 2 millones de floridanos han sido infectados por el virus y casi 33,500 han muerto.

La orden del gobernador descartó un plan de una universidad privada cerca de Fort Lauderdale que habría requerido que los estudiantes y el personal fueran vacunados contra COVID-19 cuando regresaran para el semestre de otoño. La Universidad Nova Southeastern había anunciado el viernes temprano que las vacunas serían obligatorias para el 1 de agosto.

El presidente de Nova, George L. Hanbury II, dijo en un comunicado horas después que la escuela había planeado la vacunación universal “para proteger la salud y seguridad de nuestros estudiantes y personal”, pero que cumplirá con la orden de DeSantis.

“Continuaremos cumpliendo con todas las leyes estatales y federales a medida que evolucionen”, dijo Hanbury.