El asesino de John Lennon pedirá por décima vez su libertad condicional

El asesino de John Lennon, Mark David Chapman, solicitará en agosto a las autoridades penitenciarias de Nueva York, por décima vez, que le concedan la libertad condicional.

Recluido en la prisión de alta seguridad de Wende, en el estado de Nueva York, Chapman comenzó a enviar sus peticiones a la Junta de Libertad Condicional del estado una vez cumplió 20 años entre rejas, en 2000, pero en las últimas nueve audiencias no ha tenido éxito.

Según los medios locales, la junta ha reconocido en esas ocasiones que Chapman tiene un historial penitenciario «limpio» desde 1994, pero también que actuó con premeditación y en busca de «celebridad», por lo que liberarlo iría «contra la ley».
La viuda de Lennon Yoko Ono, ha enviado cartas otros años pidiendo que Chapman no salga de prisión al temer por su seguridad y la de su familia, y en ellas argumentaba también que los seguidores de Lennon tienen amenazado al asesino.