Cómo compartir la bondad puede hacerte más saludable y feliz

Foto: Pinterest
adsense

¿El simple hecho de compartir la bondad de forma regular puede ayudar a su salud? La investigación dice que sí, en más formas de las que imagina.

By Mayo Clinic Staff

adsense

Hay una ciencia detrás de ese fenómeno llamado “bondad amorosa”. Y las investigaciones muestran que aprender y practicar la bondad amorosa puede afectar profundamente su actitud, perspectiva e incluso su salud.

adsense

Mejor aún, puede reconfigurar su cerebro para que esté más presente y sea más amable con los demás, lo que le dará un impulso diario a su estado de ánimo. Estas tres prácticas sencillas le ayudarán a empezar.

adsense

Meditación de bondad amorosa (LKM)

LKM es una práctica tranquila y contemplativa que enfoca el pensamiento en la región de su corazón y fomenta pensamientos cálidos y tiernos, posiblemente sobre un ser querido. En un estudio, las personas que practicaban LKM una hora a la semana sintieron mayores emociones positivas (amor, satisfacción, alegría) al interactuar con los demás.

Los beneficios para la salud documentados de practicar LKM incluyen:

  • Reducción del dolor y la tensión de las migrañas.
  • Reducción de los síntomas de la depresión.
  • Posiblemente ralentizando el proceso de envejecimiento. Los estudios han encontrado que las mujeres que practican la LKM tienen telómeros más largos, que son como pequeños extremos de su ADN. Los telómeros más cortos se han asociado con un envejecimiento más rápido.
  • Quizás la mejor noticia es que incluso pequeñas dosis de LKM pueden ayudar. Un estudio encontró que una sesión de 10 minutos de LKM aumentó los sentimientos de conexión social y los sentimientos positivos hacia los demás.

Actos de bondad

Este es muy simple: establece intencionalmente una meta para ser más amable con los demás. Expresar amabilidad sincera a un compañero de trabajo. Haga un esfuerzo especial para extender palabras amables a un vecino. Sostenga el ascensor para alguien o tómese el tiempo para ayudar a un ser querido.

A medida que difunde su amabilidad, es posible que experimente lo que la investigación ha confirmado: la generosidad puede ser contagiosa.

adsense

¿Por qué? El acto de ayudar a los demás activa la parte de tu cerebro que te hace sentir placer. También libera una hormona llamada oxitocina que ayuda a modular las interacciones sociales y las emociones: cuanto más altos sean sus niveles de oxitocina, más generoso puede ser.

Para reflexionar: Según se informa, una persona en Winnipeg, Manitoba, pagó la cuenta del siguiente automóvil en la fila en un servicio de café y sándwich. Esto inspiró a la siguiente persona a hacer lo mismo. ¡La cadena continuó para la asombrosa cantidad de 226 clientes!

Parece que la investigación apoya la regla de oro: haz a los demás lo que te gustaría que te hicieran a ti. Cuanto más amable sea con los demás, mejor se sentirá.

Centrarse en la gratitud

¿Te sientes agradecido por las cosas buenas de tu vida? Si no es así, es hora de empezar.

Los investigadores han descubierto que los sentimientos de agradecimiento pueden ayudar a mejorar el sueño, disminuir la fatiga, aumentar la confianza e incluso disminuir la depresión. Una forma de aumentar sus sentimientos de gratitud es comenzar a escribir un diario.

Se ha descubierto que llevar un diario de gratitud, simplemente escribir las cosas por las que está agradecido, mejora los marcadores biológicos que indican la salud del corazón. ¿No quieres llevar un cuaderno? Hay muchas aplicaciones para teléfonos que pueden ayudarlo a expresar gratitud o compartir momentos felices.

adsense

Como cualquier otra cosa, participar en la bondad amorosa se vuelve más fácil con la práctica. Intente tener pensamientos positivos sobre las personas en su vida. Escribe las cosas por las que estás agradecido esta semana. Reserva 10 minutos para meditar. Puede que encuentres una persona más feliz y saludable.