MIAMI – Se culpa a las fiestas en los dormitorios por un brote de coronavirus en la Universidad de Miami, donde algunos estudiantes que dieron positivo en la prueba fueron reubicados en habitaciones de aislamiento y dos pisos enteros de una torre residencial están en cuarentena.

Otros estudiantes han sido expulsados ​​de las residencias universitarias y suspendidos por no seguir las directivas de salud pública, dijo el Dr. Julio Frenk, presidente de la universidad.

El tablero de la universidad dice que 156 personas dieron positivo en el sistema universitario. La mayoría son estudiantes; 69 de ellos han sido aislados y otros 94 en cuarentena en los últimos siete días. La tasa de positividad está ligeramente por encima del 5%.

“Hubiera sido poco realista asumir que no habría casos de COVID-19 en nuestro campus”, dijo Frenk en un mensaje de video.

Frenk dijo que surgió un patrón de infección en una de las residencias. En respuesta, todos los que dieron positivo fueron trasladados a un lugar de aislamiento, y se les ordenó a los que estaban potencialmente expuestos al virus que permanezcan en sus habitaciones.

Se están abordando desafíos similares en otras universidades de Florida, donde el Departamento de Salud Pública informó el martes de 4.545 hospitalizaciones por COVID-19, junto con unos 2.600 nuevos casos de virus.