Un niño de 1 año está de regreso con su madre después de ser secuestrado de su cochecito a punta de pistola en Georgia.

Un niño de un año está a salvo y de regreso en casa con su madre después de ser secuestrado de su cochecito a punta de pistola el sábado, dijeron las autoridades.

Mateo Mantufar-Barrera estaba siendo empujado en su cochecito por su madre cerca de su apartamento en Chamblee, Georgia, un sábado por la tarde cuando una camioneta se detuvo junto a ellos, según un comunicado de prensa del Departamento de Policía de Chamblee.

Un hombre salió del vehículo y se acercó a la madre, le apuntó con una pistola a la cadera y miró dentro del cochecito, según el comunicado.

Cuando el hombre trató de agarrar a su hijo, la madre pudo arrebatarle el arma al hombre. Ella intentó dispararle, pero el arma no se disparó, según el comunicado.

Un segundo sospechoso luego salió del vehículo, agarró al bebé y regresó al automóvil, según el comunicado.

La madre pudo agarrar un pedazo de los pantalones cortos y el zapato del primer sospechoso, según el comunicado.

Se emitió una Alerta Amber para el niño y horas después dos personas fueron detenidas en Carrollton, Georgia, en un vehículo que coincidía con la descripción de la alerta. El niño fue encontrado ileso dentro del automóvil, dijo la policía.

Los cargos contra los sospechosos aún no se han anunciado y se desconoce el motivo en este momento.