El secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, dijo el jueves que su departamento está usando pruebas de ADN para cumplir rápidamente con un plazo de la corte para reunir a unos 3,000 niños migrantes separados de sus padres. Dijo a los periodistas que cientos de empleados del gobierno estaban usando ADN y otra información para verificar la tutela antes de reunir a los niños con los padres detenidos. Un juez federal dijo que el HHS debe reunir a los padres con niños menores de 5 años para el martes y niños de entre 5 y 17 años para el 26 de julio.

Azar describió la orden judicial como “extrema” y dijo que el departamento no podrá utilizar sus métodos habituales para la verificación de los padres, como el control de certificados de nacimiento, para cumplir con los plazos porque esos procesos toman más tiempo. “Cumpliremos incluso si esas fechas límite nos impiden llevar a cabo un proceso de investigación estándar o incluso truncado”, dijo.

Jennifer Falcon, directora de comunicación de RAICES, una organización sin fines de lucro en Texas que brinda asistencia legal a inmigrantes dijo que la decisión de la administración de usar pruebas de ADN en el proceso de reunificación es prueba de que los funcionarios no registraron adecuadamente a los adultos y sus hijos en el momento de separación.

“Más pruebas de que la administración no tiene idea de cómo reunir a las familias y estaba recogiendo ingestas incorrectamente”, dijo en Twitter.

También cuestionó cómo los bebés y otros niños pequeños pueden dar su consentimiento para un hisopado de ADN en la mejilla.