El presidente Trump anunció el martes detalles de su orden ejecutiva para suspender la inmigración en medio de la pandemia de coronavirus, diciendo que la medida inicialmente duraría 60 días y se aplicaría a aquellos que buscan la residencia permanente.

Trump describió la acción, que vio por primera vez en un tuit la noche del lunes, como un esfuerzo por proteger a los trabajadores estadounidenses de la competencia en el extranjero. Indicó durante una sesión informativa de la Casa Blanca que habría ciertas exenciones, pero no dio más detalles.

“Sería incorrecto e injusto que los estadounidenses despedidos por el virus sean reemplazados por nuevos trabajadores inmigrantes enviados desde el extranjero”, dijo Trump en la sesión informativa. “Primero debemos cuidar al trabajador estadounidense”.

Trump dijo que la administración dejaría de emitir ciertas tarjetas de residencia durante 60 días, una medida que seguramente atraerá una fuerte oposición.

El texto de la orden aún se estaba escribiendo, dijo Trump el martes por la noche, pero esperaba firmarlo el miércoles.