Temporada de dengue: las precauciones que hay que conocer

Según la Organización Mundial de la Salud, en las últimas décadas ha aumentado la incidencia de dengue alrededor del mundo y de acuerdo a una estimación reciente, se producen 390 millones de transmisiones cada año, de las cuales 96 millones se manifiestan clínicamente.

La enfermedad, que se encuentra activa en 128 países, pone en riesgo de contagio a la mitad de la población del mundo. No existe tratamiento específico, pero la detección oportuna y consciente, sumada al acceso a la asistencia médica adecuada, disminuye las tasas de mortalidad por debajo del 1%.

La OMS afirma que casi la mitad de la población del mundo corre el riesgo de contraer esta Enfermedad 

La OMS aseguran que hasta la semana epidemiológica 11 de 2017, la región de las Américas había notificado 50.172 casos, una cifra inferior a la registrada en el mismo período en años anteriores. Sin embargo, en la Región del Pacífico Occidental se han notificado brotes en varios Estados miembro, y la circulación de los serotipos DENV-1 y DENV-2.

Según el Ministerio de Salud de la Nación; las principales señales a las que hay que prestar atención son: fiebre alta, dolor detrás de los ojos, dolor muscular generalizado y de las articulaciones, náuseas y vómitos, cansancio, sangrado de nariz y encías y erupción en la piel. Por eso, ante la presencia de estos síntomas, lo más importante es no automedicarse y acudir al centro de salud más cercano.

Es imprescindible, entonces,evitar la acumulación de agua en superficies artificiales como comederos de mascotas, autos en desuso, piletas con poca agua, latas, botellas, tambores, bebederos, tanques de agua mal tapados, canaletas, desagües, floreros, porta macetas, neumáticos, regaderas y tachos es fundamental para evitar la propagación del virus.