Photo by Alex Steyn on Unsplash

Cole Smyth dijo que estaba en su tabla de surf remando cerca del embarcadero en Ponce Inlet el martes cuando sintió un pinchazo al sacar su mano derecha del agua.

El surfista de 15 años de St. Augustine pensó que era una medusa ya que últimamente había muchas de ellas flotando en el agua.

Cole se volvió para mirar vio tiburón, con la cabeza y las branquias asomando entre las olas, tenía las mandíbulas apretadas en su mano derecha.

“Cuando tenía mi mano derecha hacia arriba, el tiburón saltó fuera del agua agarró mi mano y comenzó a tratar de tirarme hacia abajo y volvió a la superficie”, dijo Cole en una entrevista el miércoles. “Tan pronto como vi eso, solo quería que mi mano estuviera en una sola pieza, así que la golpeé y la solté”.

El tiburón se deslizó bajo las olas despues que Cole lo golpeara.

Cole, quien es cinturón negro de segundo grado en kárate Tae Kwon Do, dijo que el entrenamiento de artes marciales lo ayudó a dar un fuerte golpe en el costado de la cara del tiburón.

“Lo golpeé una vez con mucha fuerza y ​​se soltó”, dijo.

Las heridas por mordedura del tiburón requirieron 40 puntos y el jueves, Cole se someterá a una cirugía para reparar el daño en su mano.

Además de los cortes en su mano derecha por la mordedura, Cole dijo que su mano izquierda estaba raspada por golpear al tiburón.

Cole dijo que se mantuvo tranquilo mientras permanecía cara a cara con el tiburón en aguas profundas.

“No le tengo miedo a los tiburones porque me expongo a donde van a estar cerca de ti”, dijo Cole. “Pero en ese momento mi adrenalina se disparó. No dolió. Solo quería que me devolviera la mano “.