La cadena minorista Walmart registró un incremento del 10% en el primer trimestre, cuando los clientes se apresuraron por acopiar alimentos y otros productos durante la cuarentena.

Además, la facturación online de la compañía se elevó en 74% durante el mismo período. Walmart también ha elevado sus contrataciones, lo que ha incrementado temporalmente el gasto en salarios y en el mantenimiento de sus tiendas y centros de distribución, en momentos en que crece la frustración entre los trabajadores de bodegas, reparto y tiendas minoristas de Estados Unidos por las preocupaciones sobre su seguridad y pago.

La compañía indicó que incurrió en gastos adicionales relacionados con el Covid-19 por casi 900 millones de dólares.