New York Post – El presidente de la cadena de resorts Hard Rock reclama que las”diferentes aguas” pueden explicar las misteriosas muertes de 13 turistas en la República Dominicana, incluidos dos que murieron en su hotel.

“La realidad es que cuando la gente viaja al extranjero, la gente se enferma simplemente muchas veces por beber agua que es diferente a la que estamos acostumbrados en los Estados Unidos”, dijo el propietario del hotel, Jim Allen, a Squawk Box de la CNBC el viernes.

Algunos familiares de las víctimas han respondido que sus seres queridos se enfermaron a causa del alcohol en el minibar de su habitación.