La Organización Mundial de la Salud reportó el viernes una cifra récord de casos nuevos de coronavirus en el mundo: más de 350.000 infecciones en un día.

El nuevo máximo de un día, de 350.766 casos, supera un máximo impuesto hace unos días por casi 12.000 casos. Esa cantidad incluye más de 109.000 casos confirmados sólo en Europa.

Durante una conferencia de prensa, el director de emergencias de la agencia de salud de la ONU, el médico Michael Ryan, reconoció que incluso mientras el COVID-19 sigue propagándose en el mundo, “no hay respuestas nuevas”.

Dijo que, aunque la agencia quiere que los países eviten los confinamientos estrictos que han devastado sus economías, los gobiernos deben se aseguren de que las personas más vulnerables estén protegidas y de que se tomen varias medidas.

“La mayoría de la gente en el mundo sigue siendo susceptible a esta enfermedad”, alertó Ryan. Añadió que las naciones deberían enfocarse no sólo en medidas restrictivas, sino en reforzar sus sistemas de vigilancia, de pruebas, de rastreo de contactos y asegurar que las poblaciones se comprometan en los esfuerzos por contener la enfermedad.

Con información de Los Angeles Times