La construcción de un muro fronterizo propuesto por el presidente Donald Trump para frenar la inmigración ilegal podría desperdiciar miles de millones de dólares debido a que el gobierno falló al evaluar por completo los factores como la variación del terreno y la propiedad de la tierra a lo largo de la frontera sudoeste, según un nuevo informe, reportó el periódico The New York Times.

El reporte fue elaborado por la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno de Estados Unidos (GAO, por sus siglas en inglés), una agencia independiente del
poder legislativo dentro del gobierno federal, la cual examina la forma en que se gastan los dólares de los contribuyentes y asesora a los legisladores y a los responsables de
organismos del Ejecutivo sobre mejoras en los métodos de trabajo de la Administración.

Según el documento, la GAO encontró que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), institución responsable por la construcción de la obra, no consideró los costos de construir en cada tramo de la frontera, los cuales podrían variar a partir de factores como la topografía o el estatus de propiedad del terreno. Recientemente, Trump ha amenazado públicamente con provocar un cierre administrativo del gobierno si no se destinan los fondos necesarios para la construcción de la obra, unos 25,000 millones.

The New York Times