Amy y Marco Becerra, una pareja de Colorado, adoptaron a una niña que fue abandonada por su madre al nacer, estaban seguros de poder darle un futuro mucho mejor, pero ahora sufren por la posible deportación de la menor, a quien le fue denegada la residencia por el gobierno estadounidense.
“Queríamos que tenga las oportunidades, la educación del país. El sueño americano”, explica la madre en declaraciones a la cadena KDVR. Pero por ahora el panorama luce oscuro para la familia, a un mes de que se expire la visa de turista de la menor, único medio que lograron para ingresar al país con ella.
Tanto Amy como Marco son ciudadanos estadounidenses e incluso son trabajadores públicos: ella trabaja para el estado de Colorado y él para el gobierno federal.

“Si la visa expira, estará oficialmente como una indocumentada, y con el riesgo legal de deportación pese a que sus dos padres sean ciudadanos”, resumió, calificando la situación como “inconcebible”.
Además, la niña no tiene acceso a un seguro médico o a otros derechos de los ciudadanos estadounidenses.
Por ahora, se espera que el revuelo del caso pueda apurar los procesos migratorios. Mientras tanto, un congresista republicano, Mike Coffman, se contactó con la familia y prometió su apoyo para lograr una solución.