A causa de la intensidad alcanzada por el huracán Dorian, los científicos temen que el trepador azul de las Bahamas se encuentre hoy extinto

Las islas Ábaco y Gran Bahamas fueron azotadas este fin de semana por el huracán Dorian cuando se encontraba en su máxima intensidad. Los vientos de 298 km/h y una fuerte tormenta destruyeron o dañaron alrededor de 13.000 hogares.

Los biomas autóctonos de la isla también fueron dañados por la tormenta. Los pinares de las Bahamas sirven de hogar para varias especies de interés para la conservación, como el trepador azul de Bahamas, que está en peligro crítico de extinción.

De acuerdo con los expertos, la recuperación de los humanos y ecosistemas supervivientes de estas
Eather Bell, profesora de biología de la conservación de la Universidad East Angelia del Reino Unido expresó su opinión acerca del tema: “Obviamente es un desastre humanitario para las personas que viven en estas islas del norte.

El alcance aún se desconoce, pero esperamos que la ayuda médica y de infraestructura internacional llegue rápida y generosamente”. También añade que: “Es muy probable que incluso haya sido un desastre ecológico que afecte a áreas ya fragmentadas del bosque de pinos del Caribe que soporta la avifauna endémica”.

La deforestación de los pinares ya se había presentado como amenaza, y ahora gran parte de la isla está bajo agua salada como consecuencia de las mareas altas causadas por el huracán Dorian.

Dicha agua puede acabar con la vida de los pinos, asimismo, se puede observar en las primeras imágenes emitidas post- tormenta, que las copas de los árboles han quedado destrozadas.