Imagen cortesía: Dailymail.co.uk

BBC News Mundo

La policía del Reino Unido inició una investigación de asesinato después de que 39 personas fueron encontradas muertas en un camión contenedor en un parque industrial en Essex, a 30 kilómetros al este de Londres. Una de las víctimas estaba en su adolescencia.

London – La policía local ha abierto una investigación por asesinato tras encontrar los cuerpos en el parque industrial de Waterglade, en Grays, que ahora se encuentra cerrado.

El chofer del camión, un hombre de 25 años de edad de Irlanda del Norte, fue arrestado como sospechoso de los crímenes.

El superintendente jefe de la policía Andrew Mariner dijo que investigan para saber qué sucedió: “Estamos en el proceso de identificar a las víctimas. Sin embargo, prevemos que será un proceso largo”.
Las autoridades policiales de Essex informaron que entre los fallecidos se encuentra un adolescente, y 38 adultos.

La trágica historia de la pareja brasileña que murió intentando escapar de los incendios en la Amazonía

“Una política de masacre”: las polémicas y violentas operaciones policiales contra la delincuencia en Río de Janeiro

Mueren al menos dos personas en un parque de diversiones en Ciudad de México

La familia que pasó 9 años encerrada en un sótano esperando “el fin de los tiempos”
Fin de las recomendaciones.
“Creemos que el camión proviene de Bulgaria, y entró al país por Holyhead (Gales) el sábado 19 de octubre. Estamos trabajando con nuestros compañeros para investigar más”, informó Mariner en un comunicado.

El primer ministro británico Boris Johnson afirmó en Twitter que estaba “horrorizado por este trágico incidente”.
“Mis pensamientos están con todos aquellos que perdieron la vida y sus seres queridos”, afirmó Johnson.

La policía acordonó toda la zona, y advirtió que habría interrupciones en la rutina de esta zona industrial.
En junio de 2000, los cuerpos de 58 inmigrantes chinos fueron encontrados en un camión al sureste de Inglaterra, en Dover. El conductor del camión fue sentenciado a prisión por sus muertes.