Un hombre mantuvo a sus seis hijos adultos confinados en un sótano escondido en la granja remota de la familia durante nueve años “esperando el fin de los tiempos”.

Ámsterdam – Los los jóvenes fueron descubiertos cuando el hijo mayor entró en un café-bar cercano en la ciudad de Ruinerwold, en Drenthe, Países Bajos, y le habló de su terrible experiencia.

El propietario Chris Westerbeek describió cómo había entrado un hombre, ordenó cinco cervezas y las bebió rápidamente.

“Luego conversé con él y él reveló que se había escapado y necesitaba ayuda … luego llamamos a la policía”, dijo.

Añadió: “Tenía el pelo largo, una barba sucia, vestía ropa vieja y parecía confundido. Dijo que nunca había ido a la escuela y que no había ido al barbero durante nueve años”.

“Dijo que tenía hermanos y hermanas que vivían en la granja. Dijo que era el mayor y que quería acabar con la forma en que vivían”.

Los hermanos, de entre 18 y 25 años, aparentemente no tenían contacto con el mundo exterior y esperaban el fin del mundo.
“Hasta donde sé, su madre murió antes de que llegaran allí”, dijo el alcalde local Roger de Groot.

Según los informes locales, algunos de los jóvenes estaban convencidos de que eran los únicos humanos en la tierra.

Imagen captada: thesun.co.uk

Los hermanos y su padre, que según los informes estaban postrados en cama después de un derrame cerebral, ahora estaban recibiendo tratamiento en un lugar no revelado, dijo el alcalde.

Los policías fueron a la granja y encontraron una escalera secreta en la sala de estar escondida detrás de un armario que conducía a la bodega.

Confirmaron haber encontrado a la familia y abrieron una investigación.

Un portavoz de la policía dijo: “En primer lugar, consideramos que es nuestra tarea ofrecer buenos cuidados y apoyo a la familia”.

Según las personas que viven cerca, la granja ha estado rodeada de cercas altas durante varios años.