Imagen cortesía: Wikipedia.com

“Llamo a todos los mexicanos a la reconciliación y a poner por encima de los intereses personales, por legítimos que sean, el interés superior”, apuntó López Obrador, el candidato antisistema en un mensaje, tras declararse ganador de la contienda.

“No voy a decepcionar ni a traicionar al pueblo”, agregó el futuro presidente, que asumirá el cargo el 1 de diciembre, en un mensaje desde el Hotel Hilton del Centro Histórico de Ciudad de México, en el que aseguró que erradicará la corrupción y ayudará a todos, pero especialmente a los más pobres.

El primero de sus rivales en claudicar ha sido el oficialista José Antonio Meade, quien ha asegurado: “No somos los triunfadores de este proceso”. De hecho, el descalabro del histórico PRI podría ser mayúsculo ya que, no sólo perderían su mayoría en Congreso y Senado, si no que también el resto de puestos que hay en disputa en estas elecciones.

Información: Mundo