Rick Scott, aliado del presidente, señaló que “desafortunadamente”, la política frente a Cuba de Trump “no se ha implementado adecuadamente y muchas entidades militares cubanas no fueron incluidas en la lista inicial, emitida por el Departamento de Estado”.

Trump anunció el año pasado en Miami la prohibición de las transacciones financieras de empresas estadounidenses con el Ejército cubano, pero la falta de una “completa” implementación ha sido cuestionada por congresistas cubano-estadounidenses.

De igual forma dijo que se propone llevar ante la Justicia al expresidente cubano Raúl Castro “por el asesinato de ciudadanos estadounidenses y crímenes contra la humanidad”, entre ellos el de los cuatro pilotos de Hermanos al Rescate derribados en 1996 por cazas cubanos.                                                                                                                        Además de un puesto en el Senado, Florida renovará el próximo 6 de noviembre sus 27 escaños de la Cámara de Representantes federal.