La Junta de Comisionados del Condado Nassau está considerando una ordenanza que prohibiría la venta comercial de perros, gatos y conejos, permitiendo solo excepciones para refugios de animales, organizaciones de bienestar animal y criadores locales con certificación.

La ordenanza tiene como objetivo evitar la ubicación de fábricas de cachorros, fábricas de gatitos y fábricas de conejos en el Condado Nassau.

Según la ordenanza, se prohibiría la venta de mascotas domésticas al costado de la carretera y en mercados de pulgas.

Los líderes de la Nassau Humane Society dijeron que creen que la ordenanza es una gran idea para ayudar a prevenir la crueldad animal y la cría ilegal.

Si se aprueba la ley, quienes no cumplan con la ordenanza podrían enfrentar una multa de $ 500 por día, por animal o 60 días en la cárcel.