Un adolescente de 17 años de la ciudad de Jacksonville, en la costa noreste de Florida, fue mordido en una pierna por dos serpientes de cascabel mientras cortaba el césped de su vivienda, informó un medio local.

 Connor Stoll manejaba la cortadora de césped en el jardín de su casa y sintió un pinchazo en la pantorrilla de la pierna derecha. En ese momento no imaginaba que dos serpientes de cascabel lo habían morderdido.

Stroll se sentó en su camioneta, y  intentó detener la sangre que salía de las heridas de la pierna. Dolía muchísimo.                                                                                               El joven fue atendido en un hospital y permaneció siete horas en observación. Afortunadamente el veneno de las serpientes “no llegó a entrar en su organismo”

Según la Comisión para la Conservación de la Pesca y la Fauna (FWC), es en la temporada de verano cuando se registra un mayor número de casos de mordiscos de serpientes, dado que los ofidios salen a tomar el sol.