Imagen: Pexels/Pixabay

Para crear conciencia sobre la importancia de los polinizadores, las amenazas que enfrentan y su contribución al desarrollo sostenible, la ONU designó el 20 de mayo como Día Mundial de la Abeja.

El objetivo es fortalecer las medidas destinadas a proteger a las abejas y otros polinizadores, lo que contribuiría significativamente a resolver problemas relacionados con el suministro mundial de alimentos y eliminar el hambre en los países en desarrollo.

Todos dependemos de los polinizadores y, por lo tanto, es crucial controlar su disminución y detener la pérdida de biodiversidad.

Mayo fue el mes elegido para el Día Mundial de la Abeja porque en el hemisferio norte la necesidad de polinización es mayor durante ese período, mientras que en el hemisferio sur es un momento para cosechar miel y productos de abejas.

Sabías que:

  1. Aunque las abejas tienen patas articuladas, no poseen nada como una rótula y, por lo tanto, no tienen rodillas.
  2. La miel tiene propiedades antisépticas y se utilizó históricamente como vendaje para heridas y como tratamiento de primeros auxilios para quemaduras y cortes.
  3. Los azúcares naturales de la fruta en la miel – fructosa y glucosa – son rápidamente digeridos por el cuerpo. Esta es la razón por la cual los deportistas y atletas usan la miel para darles un impulso de energía natural.
  4. La práctica de la apicultura se remonta al menos a 4.500 años.
  5. Las abejas deben recolectar néctar de dos millones de flores para hacer una libra de miel.
  6. Una abeja tiene que volar alrededor de 90,000 millas, tres veces alrededor del mundo, para hacer una libra de miel.
  7. La abeja promedio producirá solo 1/12 de una cucharadita de miel en su vida.
  8. Una abeja melífera visita de 50 a 100 flores durante un viaje de recolección.
  9. Una abeja puede volar hasta seis millas, y tan rápido como 15 millas por hora.
  10. Las abejas se comunican bailando.

Teniendo en cuenta que cada tercera cucharada de la comida del mundo depende de las abejas y otros polinizadores y que las abejas están cada vez más en peligro de extinción y casi no pueden sobrevivir sin intervenciones y apoyo humanos, parecía justo que el público global debería ser consciente.