Funcionarios del estado de Illinois anunciaron este sábado el fallecimiento de un niño de apenas unos meses de edad por COVID-19, un caso muy inusual entre las víctimas mortales de la pandemia.

En conferencia de prensa, el gobernador JB Pritzker afirmó que “un bebé” se encontraba entre las personas fallecidas en las últimas 24 horas en Illinois a raíz del nuevo coronavirus.

El Departamento de Salud Pública del estado dijo que el niño, fallecido en Chicago, era menor de un año y había dado positivo al COVID-19.

“Nunca antes hubo una muerte asociada con COVID-19 de un bebé”, dijo el director del departamento, Ngozi Ezike, en un comunicado. “Se está realizando una investigación completa para determinar la causa del deceso”.

En las últimas 24 horas se produjeron en el país norteamericano más de 450 muertes de pacientes de coronavirus.