Por: Univision y Agencias

El uso medicinal del cannabis ya está autorizado en Argentina, después de que en la noche del miércoles el Senado aprobara una ley para que el Estado garantice el acceso al aceite de cannabis con fines terapéuticos.

Con emoción recibieron los familiares de personas enfermas que se beneficiarán de esta medida el resultado de la votación del proyecto que fue aprobado por unanimidad en la Cámara Alta, después de recibir el respaldo de la Cámara de los Diputados el pasado noviembre.

La norma busca ” garantizar el acceso gratuito al aceite de cáñamo y demás derivados” de la planta a todos aquellos pacientes que se incorporen a un programa nacional para el estudio y la investigación del uso del cannabis.

La iniciativa impulsa la producción pública del cannabis y permite importar el aceite para los pacientes con indicación médica, pero no contempla el autocultivo, un reclamo de las familias que tratan a sus hijos con este producto.

“Es un sueño cumplido, una alegría inmensa”, dijo a la AFP María Laura Alasi, madre de Josefina, una niña de 4 años que a los 7 meses le diagnosticaron síndrome de West.

Alasi, cuya hija sufría diariamente decenas de convulsiones de epilepsia, indicó que “si bien es una ley que no contempla el autocultivo, y hay muchas mamás que están cultivando, tengo fe que los senadores van a a encontrar alguna vuelta”.

Acceso legal

Hasta el Congreso se desplazaron para seguir la votación, médicos, familiares de los enfermos afectados y miembros de las asociaciones que han promovido la medida y abogan incluso por dar un paso más autorizando el cultivo en casa.

El médico Marcelo Morante dijo a la prensa que la aprobación de la ley “abre el camino para que la sustancia sea obtenida a través de una fuente legal y para que haya un acompañamiento médico de su uso, es decir, abre la puerta a la medicina cannábica”.

Por su parte, la presidenta de Cannabis Medicinal Argentina (Cameda), Ana María García, médico y madre de una joven de 24 años que tiene epilepsia refractaria destacó la importancia de seguir explicando “de que hablamos cuando hablamos de cannabis medicinal”.

“Hay que entender que esto como uso medicinal ya está validado para el dolor oncológico, el dolor neurótico, la esclerosis múltiple… Hay que pensar que hay un 30 % de epilepsias que no responden a la medicación”, señaló en declaraciones recogidas por la Agencia Efe.

De momento, la nueva normativa autoriza el cultivo de cannabis por parte del Consejo Nacional De Investigaciones Científicas Y Técnicas y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria con fines de investigación y para elaborar la sustancia destinada a los tratamientos, pero sin habilitar el autocultivo para las familias.

Uruguay se convirtió en 2013 en el primer país en aprobar una ley que permite el cultivo de marihuana para autoconsumo en el hogar y la formación de clubes de cultivadores para plantar en forma cooperativa.

Desde entonces varios países latinoamericanos avanzan en legislaciones similares, mientras Colombia, Chile y México aprobaron leyes que autorizan el cultivo y uso de la marihuana con fines medicinales y científicos.

Además, Chile autorizó a finales de 2015 la elaboración de medicamentos derivados de la planta a farmacéuticas que podrán venderlos en laboratorios o farmacias.

 

Argentina aprueba el uso medicinal del aceite de cannabis y sus derivados