Instangram

La actriz Angelique Boyer reveló en las redes sociales que al nacer, sufría labio leporino, pero no se avergüenza de esa pequeña imperfección, que le ha hecho cada día más fuerte ante la adversidad.

Ella ya había revelado la imagen hace algunos años, pero nuevamente se ha virilizado, y  la actriz quiere hacer conciencia sobre el amor propio, sobre todas las cosas y que incluso no es perfecta, cómo todo el mundo cree.

“Les comparto una foto que es simbólica en mi vida… Descubrí que puedo permitirme el lujo de no ser perfecta, de estar llena de defectos, de tener debilidades, de equivocarme, de hacer cosas indebidas, de no responder a las expectativas de los demás y, a pesar de ello, quererme mucho y amar, sentir, vibrar”.